Curso de formación a cargo de la Comisión Europea

Esta última semana he asistido a un curso intensivo para workcamp leaders  organizado por la Unión Europea. La UE prepara constantemente sesiones para completar la educación de todas aquellas personas que se involucran en proyectos internacionales de la mano de profesionales de prestigio.

Del 2 al 10 de mayo estamos reunidos en un modesto complejo hotelero en Pustomyty, una zona rural junto a un lago y retirado del bullicio de la ciudad, a unos 10km de Lviv (zona este de Ucrania). Somos un grupo diverso de unas 25 personas procedentes de diferentes organizaciones con proyectos de voluntariado. 5 son de Ucrania, 2 de Georgia, 1 Armenia, 1 inglesa residente en Rumanía, 3 de Bélgica, 1 Austria, 1 Suecia, 1 Holanda, 4 Italia, 1 Grecia, 2 Croacia y 1 España, que ya sabéis evidentemente de quién se trata.

El curso ha estado dirigido y coordinado por Julia Myasisheva (Directora de SVIT Ucrania) y Mauro Carta , formador y experto de SCI (Servicio Civil Internacional).

Básicamente consiste en una semana de convivencia bajo una agenda intensa de actividades, sesiones de formación, teoría y dinámicas de grupo. El objetivo principal es formar a todos los participantes de cara a sus próximas participaciones como group leaders en proyectos internacionales donde tendrán que afrontar conflictos con personas de diferentes culturas, lidiar con los problemas, establecer contacto con la gente local donde se desarrolle el proyecto y atender las circunstancias de sus respectivos grupos. Durante estos días de curso se combinan las sesiones prácticas con las teóricas para poder orientar adecuadamente a todos los participantes, aunque muchos de ellos ya tiene experiencia previa.

Las primeras sesiones teóricas se centraban en la estructura de las organizaciones  como el SCI (Servicio Civil Internacional) y la Comisión Europea, así como de sus funciones e historia. Se han abordado cuestiones como las diferentes formas de liderar un grupo (democracia, autocracia, laissez-faire), los derechos y deberes de un group leader, motivación del grupo, formas de comunicación intercultural, etc.

La parte práctica ha consistido en todo tipo de actividades tanto de manera individual como en grupo, para desarrollar la capacidad de liderazgo de cada uno así como fortalecer nuestras herramientas para resolver posibles situaciones de conflicto.

El programa a su vez ha tenido cada día una actividad de ocio donde los participantes tenían la posibilidad de conocerse más a fondo y relacionarse entre ellos siempre con un trasfondo relevante. Tuvimos una velada cultural internacional donde cada país hizo una presentación, mostró sus productos típicos e incluso bailes tradicionales. Probamos desde varios tipos de vodka ucranianos, galletas belgas, mermelada rumana, dulces griegos, golosinas suecas, pan austriaco… un despliegue de banderas, música tradicional, y sobre todo bebidas típicas de cada país como cerveza, vodka, licores, palinka o vino.

Dentro de la parte de ocio tuvimos una salida a Lviv donde disfrutamos primero de un recorrido por el centro turístico de la ciudad, tiempo libre y una cena en un restaurante típico muy peculiar.

Hemos disfrutado de una semana de formación en un ambiente estupendo donde los participantes hemos compartido nuestras experiencias anteriores para asumirlas en grupo como parte del aprendizaje. Se han trabajado situaciones de conflicto por diversidad cultural, género, orientación sexual, religión, personalidades opuestas, repartición de roles, responsabilidad o contextos críticos.  Los proyectos o campos de trabajo donde los participantes asumirán el papel de group leader serán de temática variada como naturaleza y medio ambiente, discapacidad, infancia, adolescencia y juventud, proyectos de reconstrucción y rehabilitación, repoblación, educación… o como es en mi caso, Arte y Cultura.

2014-05-09 17.43.14

El desarrollo del curso depende también en parte de la capacidad de sus directores en liderar la formación y establecer el calendario de actividades. En este caso el resultado es muy positivo y satisfactorio. La evaluación general ha sido muy efectiva con opiniones muy favorables.

Este tipo de inversiones europeas permite formar conscientemente a las personas que van a ser una pieza clave en el desarrollo de un proyecto o actividad, facilitándoles así todo tipo de herramientas para desarrollar su trabajo.

A nivel personal me llevo muchos recuerdos entrañables de estos días, personas maravillosas, apuntes sobre temas muy interesantes, una compañera de habitación inolvidable, algo de dolor de estómago por la comida y un montón de fotos que compartir. Sin duda es una experiencia muy positiva que ayuda a despejar dudas y afrontar cuestiones de interés.

 

 

Anuncios

18 horas en tren

Una de las experiencias más aconsejables para conocer Ucrania es hacer un viaje en tren dentro del país. La red de ferrocarriles ucraniana es bastante amplia y quizás sea la manera más recomendable para viajar evitando así las carreteras llenas de baches o los aeropuertos. Para los viajeros asiduos a los trenes, una de las prácticas más habituales es coger el tren nocturno con la finalidad de economizar mejor el tiempo en los trayectos más largos.

Mi primer viaje en tren en Ucrania comienza en la estación de Kharkiv en el vagón 19, segunda clase, litera 14. Un trayecto de más de 1000km cruzando todo el país desde el Este (en la frontera con Rusia) hasta la zona Oeste (en la frontera con Polonia). El recorrido dura 18 horas sin ninguna parada donde los viajeros puedan salir del tren por lo que se permanece todo el trayecto dentro del vagón bien sea en la cama asignada o en el pasillo de pie. Los vagones están divididos en compartimentos para cuatro personas: dos camas en la parte inferior y dos en la superior. Los vagones tienen un servicio en cada extremo, una zona para los vigilantes y un samovar, que es como un tipo de termo grande muy típico de los países del este de Europa para calentar el agua del té.

mapaviajeentren

He de reconocer que me ha sorprendido positivamente el estado del compartimento así como del mobiliario ya que esperaba algo mucho más deteriorado aunque imagino que dependerá también del tren en el que viajes.

 

La estación de Kharkiv es bastante amplia con una decoración muy recargada, pintura color pastel y una pantalla gigante donde anuncian los trenes. Hay que estar muy atento y familiarizarse bien con algunas palabras para poder diferenciar las salidas de las llegadas y localizar bien la vía correspondiente. Bajo el hall principal hay toda una estructura de pasadizos subterráneos -muy similares a los pasillos del metro de la ciudad- para acceder a los andenes. Los revisores esperan en la puerta de cada vagón donde comprueban el billete y nos piden el pasaporte. El interior se reduce a un largo pasillo y los compartimentos con las camas. El primer paso es colocar el equipaje: en caso de tener la cama inferior el asiento se levanta para meter ahí las maletas pero en caso de la cama superior hay que subir la maleta arriba a una zona reservada para ello.

 

Sobre la cama hay una bolsa cerrada que contiene dos sábanas, una funda para la almohada y una pequeña toalla. Sobre el asiento hay también un colchón y una almohada. Pero antes de todo lo primero que hay que hacer es quitarse los zapatos, hay alfombra en todas partes del vagón menos en el servicio. El siguiente paso, evitando no molestar demasiado al resto de pasajeros, es preparar la cama lo antes posible para poder saltar y subir a la litera. El espacio es algo reducido y en principio puede parecer incluso agobiante aunque a medida que pasan las horas comienzas a acostumbrarte.

Una vez que el tren sale de la estación y los pasajeros están acomodados en sus respectivas camas, el vigilante recoge el billete de cada pasajero y lo guardará durante todo el viaje pero hay que recogerlo cuando llegas al destino antes de apearse del tren.

Este tipo de viajes son una ocasión estupenda para practicar el idioma, retomar una buena lectura, escribir o simplemente descansar las horas suficientes. Aunque los ucranianos pueden parecer algo distantes en su vida cotidiana, durante estos viajes se muestran mucho más amables y es fácil entablar conversación con ellos, pequeñas charlas para conocer a los compañeros de cama y compartir algunos alimentos ya que la mayoría de las personas llevan su propia comida.

 

Las últimas horas del viaje suelen ser el mejor momento para disfrutar un poco del paisaje y recoger la cama, ya que hay que dejar el asiento tal y como lo encontramos entregando las sábanas antes de llegar al destino.

 

2014-05-03 13.33.04Y efectivamente, tras las 18 horas dentro del tren llegamos a Lviv dispuestos a continuar la aventura. El siguiente paso es situarnos en la ciudad, encontrar el alojamiento que tenemos reservado y hacer algunas tareas pendientes. El próximo post será sobre mis primeras impresiones de la ciudad y el inicio del curso que justifica el desplazamiento.2014-05-03 13.34.38-1

 

XXVIII aniversario del Accidente de Chernobyl

Hoy hemos tenido nuestra primera actividad conjunto con todo el grupo de EVS de mi organización de acogida, SVIT-Ukraine-Kharkiv, ya que cada uno ha venido aquí con un proyecto diferente y no solemos participar en las mismas cosas.

El evento se ha desarrollado durante la tarde del sábado, coincidiendo con la fecha exacta del accidente, en las instalaciones de Ermilov Center de Kharkiv. Sinceramente creo que va a ser uno de mis lugares favoritos de la ciudad ya que es una galería de arte con unos proyectos muy interesantes, buen comisariado, obras inquietantes y artistas a recordar. Me ha sorprendido encontrarme tanta calidad plástica y varias apuestas audiovisuales, ya que el resto de exposiciones que he visto en la ciudad son mucho menos transgresoras y con un discurso menos arriesgado.

IMG_4430Durante el día de hoy hemos atravesado la plaza de la ciudad (Freedom Square, la tercera plaza mayor más grande en Europa) varias veces y hemos visto mucha presencia policial tanto allí como en las calles colindantes. Autobuses antiquísimos llenos de policías sentados en el suelo, con el escudo de metal apoyado en el cristal, el chaleco antibalas puesto, y jugando con el teléfono o bebiendo café mientras esperaban órdenes. Y así uno tras otro en toda la zona. Algo sorprendente porque estaban allí todos esperando a que saltara la liebre. Según avanzaba el día algunos han salido del bus a respirar un poco y estirar las piernas, y han acabado sentados en el césped con sus chalecos. La plaza estaba de lo más tranquilo. Junto a la estatua de Lenin había tres banderas pro-rusas con un grupo de abuelitos recogiendo firmas, pero no había nada más afortunadamente. Menos mal que se ha mantenido la tranquilidad porque había demasiado policía aburrido que podría haberse inspirado en caso de actuación.

Tras una larga mañana de preparativos y movilización del personal, hemos conseguido transportar todo el material y comenzar el montaje algo apurados de tiempo. El diseño gráfico de la actividad era obra de una artista local que lo ha presentado como su proyecto final de graduación.

IMG_4404La organización ha optado por mucho material impreso, flyers, trípticos, folletos de mano… pero también por unos talleres de estampación de bolsas que han sido muy bien acogidos. La inauguración ha incluído una performance -en ucraniano- con cuatro artistas, unas charlas sobre el accidente de la nuclear y sus consecuencias, varias actividades en grupo y los talleres para cerrar la programación. También había material histórico como máscaras de gas, equipos de limpieza, detectores de radiación o vestimenta de protección.

El accidente de Chernobyl ha sido uno de los desastres medioambientales más importantes de la historia que hizo saltar la alarma internacional de radiación en más de 13 países de Europa central y oriental.

Чорнобильська зона  o zona de alienación, es la zona de exclusión de 30 km alrededor del lugar del Accidente de Chernóbil. En la actualidad existe incluso una página web donde se organizan viajes guiados a dicha zona con recorridos por los puntos geográficos que tuvieron más consecuencias. Aquí dejo el link para los curiosos https://chernobyl-tour.com/english/

Durante el evento ha habido varias charlas sobre el accidente de Chernobyl y sus consecuencias, así como la presencia de gente que se vio involucrada en ello. La afluencia de público ha sido muy satisfactoria superando incluso la cantidad esperada. Tras el taller de estampación de bolsas y el de origami, se ha dado por concluído el evento con una foto final -que espero conseguir en algún momento y adjuntarla- para inmortalizarlo.

Casualmente en el transcurso del evento he conocido a quien va a ser mi tutora o mentor, que ha tardado más de una semana en dar señales de vida y al parecer hasta dentro de otra semana no podremos quedar en persona debido a su agenda. Supuestamente este apoyo tendría que haberse manifestado desde el primer día en suelo ucraniano y de manera objetiva y constante. En mi caso no ha sido tan remarcable pero para mi compañera de piso ha supuesto conocer hoy a su tutora después de tres meses aquí. El programa EVS incluye un tutor/mentor las 24horas que debe de ejercer de manera objetiva para tratar con el candidato cualquier asunto relacionado con su estancia.

Después de todo este jaleo de hoy, trabajar un sábado y llegar a casa más que reventada, nos damos por vencidas y nos vamos a la cama.

точка

Punto.

8 восемь

Hace exactamente 8 días que llegué a Ucrania y reconozco que no hay día que no descubra algo nuevo. El impacto cultural y social es bastante grande -como bien podéis imaginar- junto con que las circunstancias actuales suponen también un añadido extra a mi estancia.

Desde España no dejáis de preguntarme por la situación, contándome unas noticias realmente terribles pero he de aseguraros que en esta ciudad –por el momento- se mantiene la calma y la vida cotidiana se desarrolla con normalidad. Bien es cierto que ocasionalmente se reúnen frente la sede de la Administración del Gobierno en Kharkiv en la Plaza de la Libertad donde la presencia policial (mínima) es permanente. Lo que más se aprecia es que cada día aparecen más banderas ucranianas pintadas por todo el centro: en los árboles, en las farolas, en vallas publicitarias, en puertas o en mobiliario urbano. Básicamente pretenden visualizar su apoyo a Ucrania y marcar su territorio de algún modo. Esto está ocurriendo sólo en el centro de la ciudad, por lo que podamos apreciar nosotros, ya que en nuestros respectivos vencindarios no se aprecia nada.

2014-04-22 18.44.36-1

La actitud de los ucranianos que viven en Kharkiv sobre el conflicto actual es muy diversa. Por un lado hay gente que no quiere ni oír hablar del tema y que cuando preguntamos o les contamos todo lo que nos llega prefieren no saberlo y mantenerse al margen. Otros, por el contrario, se informan de lo que sucede diariamente pero optan también por no reservar sus opiniones. Y por último el grupo de los que tratan abiertamente del tema y expresan todas sus sensaciones. Casualmente las personas que más me han hablado de este conflicto todas son pro-ucranianas y defienden la unidad de su país así como muestran un espíritu esperanzador sobre la situación. Pero evidentemente habrá partidarios de ambos bandos con diferentes actitudes al respecto.

En mi perfil de Twitter he elaborado una lista para seguir un poco la actualidad de la situación y las noticias que aparecen cada día. Está formada por periodistas internacionales enviados a la zona, medios de comunicación, residentes, españoles en Ucrania o  cuentas de información especializadas. Los tuits están en español, inglés, ruso y ucraniano. Podéis seguirla aquí.

Galería de Arte, exposición en el sótano

Galería de Arte, exposición en el sótano

En lo que a mi vida diaria respecta cada día surgen más novedades que contar. Esta semana estuve en la Galería de Arte Municipal preparando el montaje de la nueva exposición que se inaugurado esta misma tarde. Tienen una sala grande con bastante personal y luego en el sótano tienen otra sala –digamos más alternativa- con apuestas de carácter más emergente a la par que muy variadas. Sinceramente esa zona la encuentro mucho más interesante que la parte superior que tiene un montaje mucho más tradicional. Voy a colaborar con ellos llevando principalmente las piezas audiovisuales ya que habrá varios eventos y festivales donde quieren mostrar trabajos internacionales de videoarte. Os mantendré al tanto.

También voy a colaborar con el Museo de Literatura de Kharkiv, donde después de mi primera reunión con el equipo hoy he comenzado a trabajar con ellos planeando las actividades prioritarias en la agenda relacionadas con la noche de los museos –que al parecer es un “must” en la ciudad- y su programación.

El Museo de Literatura de Kharkiv cumple casi todas las características básicas de una casa-museo aunque por el momento no tengo todos los detalles del edificio. Es conocido principalmente por su programa de actividades y su departamento de didáctica. “Litmuzey”, como se nombra popularmente, tiene una colección de piezas de las primeras décadas del siglo XX que incluyen desde libros dedicados, cartas, revistas, periódicos, documentos y trabajos originales de los artistas de vanguardia de Kharkiv. Su personal se implica positivamente y con mucho entusiasmo en la programación del centro, mostrando una actitud muy receptiva  abiertos a sugerencias y nuevas propuestas. Quizás sea por eso que mantienen una agenda muy actractiva llena de actividades. El valor de su colección reside en especializarse en un periodo muy concreto –que abarca desde 1910 a 1930- cuando la ciudad fue centro de referencia para escritores y literatos del Este de Europa.

Cambiando de tema, he de confesaros que voy progresando con el idioma aunque no he vuelto a tener clases. Mi compañera de piso me está ayudando bastante. Estoy muy contenta, y ella súper orgullosa de su ayuda, porque ya soy capaz de leer. Me siento como una niña pequeña cuando voy en el autobús leyendo cada cartel “sa-li-da de e-mer-gennn…” (аварийный выход). Evidentemente sólo soy capaz de reconocer las letras y leerlas, sin saber su significado o entonación, pero estoy dispuesta a ponerme a fondo con ello.

Mañana todos los compañeros EVS de SVIT-Ucrania-Kharkiv nos espera una jornada intensiva con el evento de Chernobyl, así que doy por concluida la jornada no sin antes agradeceros todo vuestro apoyo.

До завтра!

¡Hasta mañana!

 

 

 

Ruso e inglés, día de idiomas.

Hoy martes 22 de abril de 2014 he tenido mi primera clase de ruso con profesora particular dentro del programa en el que trabajo como EVS. Dejar constancia de que he comenzado desde bajo cero.

Para quien no lo sepa, muchos de los proyectos de EVS (European Voluntary Service) o SVE (Servicio de Voluntariado Europeo) incluyen clases de idiomas para poder desarrollar adecuadamente el trabajo asignado para el cual los candidatos hemos sido elegidos tras pasar el proceso de selección o aceptación de las propuestas.

En mi caso aceptaron mi candidatura para coordinar y trabajar en el marco de eventos culturales y festivales de arte, por lo que muchas de las personas encargadas de las diferentes organizaciones hablan inglés pero evidentemente para poder tener una inmersión en el terreno se incluyen las clases particulares de lengua rusa.

En la ciudad de Kharkiv, situada Este de Ucrania cerca de la frontera con el país vecino, se habla tanto ruso como ucraniano y aunque hay una diferencia notable en las terminaciones de las palabras, el ruso tiene una presencia notable en la comunicación local.

Lena, mi profesora, ha estado durante más de dos horas insistiendo en la pronunciación de cada palabra. Hemos comenzado con las cosas más sencillas como saludar, contar hasta cinco, direcciones y el alfabeto. Sinceramente ha sido una clase cargada de información que espero procesar correctamente esta noche con la almohada. Mucho me temo que ambas nos tendremos que esforzar mucho para conseguir buenos resultados y aprender a leer lo antes posible para que mi estómago no tenga que volver a resentirse si compro en el supermercado el producto incorrecto.

Continuando un poco con el balance de la jornada, en la oficina de la organización donde trabajo (SVIT Ukraine) estamos preparando un evento para el próximo sábado por el aniversario del Accidente de Chernóbil sucedido el 26 de abril de 1986. Chernobyl es una ciudad en el norte de Ucrania, en el Oblast (sistema de división de regiones/comunidades ucraniano) de Kiev. Yo me voy a ocupar de unos talleres de estampación y serigrafía que espero que podamos desarrollar con éxito.

Los horarios de las comidas no se respetan del mismo modo del que algunos puedan estar acostumbrados en España, por si hubiera que poner una referencia, así que la jornada se extiende sin contemplar rigurosamente estas pausas.

Por la tarde estuve en un club de lectura de inglés al que me unido gracias a João, un voluntario portugués de misma organización que me está introduciendo en la vida social local. Más que seguir un calendario o agenda de lectura procuran mantener conversaciones activas en inglés eligiendo temas de actualidad propuestos cada vez por uno de sus miembros. Nos reunimos en una librería del centro donde casualmente entré el primer día que recorrí la ciudad para comprar un mapa. El grupo es muy variado y en la sesión de esta tarde nos hemos juntado más de veinte personas, en su mayoría ucranianas, pero también con gente de Irak, Turkmenistán, India y Canadá.

Al llegar a casa he conseguido por fin charlar un rato con mi compañera de piso Barbara, de nacionalidad polaca, que es también voluntaria en mi misma organización. Desde que llegué sólo habíamos coincidido un día y no habíamos tenido mucha oportunidad de intercambiar opiniones. Los programas de EVS incluyen el alojamiento de los voluntarios y según el proyecto puede ser en residencias, pisos compartidos o familias. En mi caso ya habéis visto la suerte que he tenido con las cortinas de la habitación y la espantosa alfombra que ocupa la pared principal. Sinceramente espero que el monstruoso cabecero de la cama pueda salvarme en el caso de que semejante mamotreto se desprenda.

Pensé en bautizarla como “La habitación de los horrores” pero después de un par de limpiezas –concienzudamente simulando a mi madre bayeta en mano- y extender las cuatro cosas que he traído, he decidido familiarizarme con ella lo máximo posible y entrar de lleno en el ambiente ucraniano.

Así que con vuestro permiso y pasando las dos de la mañana en mi reloj de aquí, me retiro a mi extravagante cuarto a ver si descanso la cabeza del combinado lingüístico del día.

 

Buenas noches.

Споко́йной но́чи.

spa-kój-naj nó-chi

“Voluntariado irracional”

2014-04-15 23.16.11Empecemos paradójicamente por el final del principio: una nueva aventura que me ha traído a Ucrania, en concreto a Kharkiv, en búsqueda de aire fresco.

Haciendo balance de la situación actual en España, la falta de oportunidades o las malas condiciones de trabajo, decidí comenzar una batida de proyectos que captasen mi atención para incorporar a mi historial unas cuantas líneas nuevas de pericias y motivarme artísticamente. La intención principal era encontrar lo antes posible un cambio que reactivase completamente mis energías y satisfaciera nuevas metas. 

Después de mi implicación en los campos de refugiados saharauis y de mi visita a los territorios ocupados del Sáhara Occidental, asunto que sigue vigente dentro de mis focos de atención, comencé a indagar sobre el concepto del voluntariado y el voluntarismo en el sector artístico cultural. España está acogiendo en este mismo momento todo tipo de malas prácticas en estos ámbitos que implican desde los voluntarios en ferias o eventos de arte, las colaboraciones no remuneradas o las responsabilidades gratuitas. -Permitidme que aparte todos estos asuntos para futuros posts- Así que decidí que antes de buscar una experiencia profesional estable en un margen geográfico diferente, podría examinar otras opciones que me sirvieran como puente antes de asentarme en otro destino.

Afortunadamente me topé con los planes europeos del servicio de voluntariado internacional donde me vi identificada con los requisitos de muchos de los perfiles de los candidatos demandados. Os aseguro que el proceso de indagación, búsqueda de proyecto, de organizaciones, formularios, etc, supuso una intensa actividad que he podido culminar con mucha suerte. Dejaré también para más adelante, como asunto pendiente a tratar dentro de este blog, todo lo relacionado con el proceso oficial del EVS (European Voluntary Service) conocido en España como SVE (Servicio Voluntariado Europeo) con la simple finalidad de compartir mi experiencia personal pensando en futuros interesados a quienes pudiera servirle de ayuda.

Llevo cinco días instalada en mi nueva vida y no hay momento de la jornada que no quiera compartirlo. Este tipo de experiencias te cambian la vida pero también creo que puede ser de gran ayuda difundirlas. No se me ocurre nada mejor que abrir un blog donde expresarme y dejar constancia de los pasos en este nuevo camino. Tener un cuaderno de bitácoras que recoja cada trayecto y me ayude a visualizar su recorrido.

Comenzaré ahora por el principio: encontré un proyecto de larga estancia que se llamaba “Voluntariado europeo en Ucrania. Arte y cultura” que captó mi atención por completo. Dicho proyecto pretende que el candidato -ahora con mi nombre y apellidos- actúe como nexo entre los partners de la organización y varias instituciones culturales como la galería de arte municipal, el Museo de Género y otros eventos concretos (la noche de los museos, el festival de eco-cine o el festival de arte callejero).

Las circunstancias actuales de Ucrania habían dificultado el contexto, pero me intrigó enormemente la posibilidad de averiguar cómo a pesar de todo el conflicto aquí siguen apostando por las iniciativas artísticas. Cualquiera podría pensar que en este tipo de situaciones políticas la población tiene otras prioridades pero realmente es formidable comprobar in situ cómo el espíritu de lucha se mantiene desde todos los ámbitos y estructuras.

Por otro lado puedo valorar en primera persona el marco social que está viviendo este país para afirmar rotundamente que las noticias que nos llegan están más que manipuladas y que sólo enfocan la parte más morbosa del problema, algo que no sorprenderá a nadie a estas alturas de la historia.

Así que desde este momento queda oficialmente abierto este espacio donde procuraré relatar mis actividades profesionales, los retos ante un idioma que desconozco por completo, las aventuras que surjan y toda la información útil sobre el Servicio de Voluntariado Europeo. Creo que sobran los motivos por los que elegir cobijar todo este contenido bajo “voluntariado irracional” y sin embargo espero recoger grandes dosis de coherencia en los próximos meses. Por supuesto estaré más que encantada si surge cualquier comentario para tener un mínimo de feedback donde seguir aprendiendo.

¡Gracias y bienvenidos!

спасибо и добро пожаловать