Un día cualquiera, o el día de Navidad kharkovita.

Por fin este año he conseguido vivir una Navidad como hacía tiempo que deseaba: tranquila, sencilla, sin excesos.

Parece que he tenido que viajar más de 3000 km para poder huir de tantas celebraciones, de tanta exageración y abundancia innecesaria en las que no creo.

Mi cena de Nochebuena fue la mejor de todas: una sopa caliente, una copa de vino y una chocolatina como postre especial. Música tranquila de fondo, unas velas encendidas, un baño caliente. Acostarme pronto no sin antes hablar con mi familia por Skype y Facetime, para compartir el momento en cierto modo. Mensajes de todo el mundo, whatsapps, vídeos musicales que soy incapaz de reproducir, emoticonos, paridas… ayer sólo me falto que los langostinos que teníais en la mesa se hicieran un selfie y me lo enviaran también. Pero reconozco que me sentí súper arropada y querida por todos los que os acordasteis y me mandasteis vuestros mejores deseos.

Hoy, 25 de Diciembre de 2014, era un día más en Kharkov puesto que aquí los días más representativos de las Navidades son el 31-1  y 6-7 Enero, ya que la Iglesia ortodoxa sigue otro calendario. Así que tras la cena de ayer hoy continué con mi rutina, con los cortes de luz, con mis clases, mi trabajo y aprovechando que el día -por fin- me ha regalado unos rayos de luz. Acompañada de mi cámara ahora quisiera compartirlo con vosotros.

Se puede vivir mejor con menos, mucho mejor. Se puede ser feliz con una cena tan sencilla como una sopa caliente, el calor de tu gente desde tan lejos y la sensación de paz interior al no verme rodeada en unos ambientes excesivos que tanto me han agobiado siempre.

Ha sido mi elección, nadie me ha obligado a estar aquí. Todas las opciones son válidas y respetables, incluso las más opuestas. Pero con ayuda del diccionario quisiera matizaros la definición de mi preferencia:

voluntario, ria.

(Del lat. voluntarĭus).

1. adj. Dicho de un acto: Que nace de la voluntad, y no por fuerza o necesidad extrañas a aquella.

2. adj. Que se hace por espontánea voluntad y no por obligación o deber.

3. adj. Que obra por capricho.

4. m. y f. Persona que, entre varias obligadas por turno o designación a ejecutar algún trabajo o servicio, se presta a hacerlo por propia voluntad, sin esperar a que le toque su vez.

Así que este ha sido un día fabuloso para mí. Tranquilo. Sencillo. Llano. Humilde. Pero con el estómago revuelto al tener en cierto modo presentes vuestras navidades y al mismo momento estar rodeada por unas circunstancias tan antagónicas.

Soy feliz, no voy a negarlo. Tampoco voy a desmentir cuánto se echa de menos el calor de unos padres, los abrazos de todos mis abuelos, los besos de mi pareja, la sonrisas de los familiares, los brindis con los amigos… pero todos ellos tienen también que ser felices  sabiendo que -aún en la distancia y en este contexto- yo estoy disfrutando.

Feliz Navidad a todos allá donde estéis.

Preparándome para el tercer corte de luz del día.

Y las promesas políticas se cumplieron.

Hoy, 23 de diciembre de 2014, han comenzado los cortes de luz en Kharkov, la ciudad al Este de Ucrania en la que vivo.

Ayer la noticia se extendió rápidamente y casi todo el mundo sabía que hoy nos enfrentábamos a un día un tanto caótico. No teníamos claro si en los sitios públicos habría también cortes de luz, cada oficina/fábrica/empresa ha tomado medidas diferentes, muchas escuelas han cerrado (llevaban teniendo clase de L a S desde casi principio de curso para sopesar esta posible, y ahora real, situación).

El método ha sido el siguiente: han dividido la ciudad en tres zonas, y cada una de ellas tendrá unos horarios distintos para los respectivos cortes de luz. Dichos horarios variarán cada 5 días, por lo que hay que tener muy presente el calendario.

La mayoría de los medios han publicado un documento (a hoja en excel que supongo que habrá facilitado el Ayuntamiento) asignando a las calles y números de los edificios los correspondientes grupos.

Posteriormente hay que consultar otra tabla de horarios donde se detalla los momentos exactos de cese de suministro para cada grupo.

Cuál ha sido mi sorpresa que no he sido capaz de encontrar mi edificio por ningún lado, por lo que la improvisación ha sido el factor decisivo en esta primera jornada.

la foto (3)

Ahora, y gracias a los porteros del edificio, han puesto una hoja informativa en el portal. El asombro ha sido el que en este barrio periférico, humilde, lleno de familias y gente mayor, vamos a estar sin luz 6 horas al día durante las 5 primeras jornadas, divididas en 3 cortes de 2 horas cada día, mientras que los barrios “de otra categoría” parece ser que no van a tener estos “inconvenientes”.

Ayer reflexionaba por la noche por la aventura y el reto que suponía enfrentarse a esta nueva situación, confirmada ya hasta el mes de febrero de 2015. Y me di cuenta que para lo que a mí supone un nuevo desafío en un país extraño, no deja de ser la mísera rutina de tantas personas en esta ciudad y en otras muchas partes del mundo. Me sentí egoísta desde mi posición aventajada de voluntaria europea por estar aquí aprendiendo constantemente de las cosas más sencillas de la vida, cuando otros muchos no tienen otra opción que vivir en el suelo, meterse papeles de periódicos bajo la ropa para combatir el frío y sobrevivir. Las compras de Navidad que no tenía pensado hacer se han adelantado, evidentemente, y me he ido a por velas, cerillas, mecheros, pilas y todo lo necesario. Curiosamente de nuevo el vodka es más barato que las velas, por lo que imagino cuál será la opción de mucha gente.

 

Y en el fondo me siento afortunada, por poder estar absorbiendo tantas moralejas y porque en otras ciudades (como por ejemplo en la capital, Kiev) llevan ya casi un mes sin agua caliente y muchos más cortes de luz que aquí.

No voy a vivir las campanadas españolas este año, pero el temporizador del teléfono que me avisa cuándo va a ser el siguiente corte de luz, me recuerda esos nervios de los minutos previos a engullir las uvas sin saber qué pasará después.

Ahora me preparo para el tercer corte de luz del primer día. Quedan menos de 3 minutos para que llegue la oscuridad.

OFF