Preparándome para el tercer corte de luz del día.

Y las promesas políticas se cumplieron.

Hoy, 23 de diciembre de 2014, han comenzado los cortes de luz en Kharkov, la ciudad al Este de Ucrania en la que vivo.

Ayer la noticia se extendió rápidamente y casi todo el mundo sabía que hoy nos enfrentábamos a un día un tanto caótico. No teníamos claro si en los sitios públicos habría también cortes de luz, cada oficina/fábrica/empresa ha tomado medidas diferentes, muchas escuelas han cerrado (llevaban teniendo clase de L a S desde casi principio de curso para sopesar esta posible, y ahora real, situación).

El método ha sido el siguiente: han dividido la ciudad en tres zonas, y cada una de ellas tendrá unos horarios distintos para los respectivos cortes de luz. Dichos horarios variarán cada 5 días, por lo que hay que tener muy presente el calendario.

La mayoría de los medios han publicado un documento (a hoja en excel que supongo que habrá facilitado el Ayuntamiento) asignando a las calles y números de los edificios los correspondientes grupos.

Posteriormente hay que consultar otra tabla de horarios donde se detalla los momentos exactos de cese de suministro para cada grupo.

Cuál ha sido mi sorpresa que no he sido capaz de encontrar mi edificio por ningún lado, por lo que la improvisación ha sido el factor decisivo en esta primera jornada.

la foto (3)

Ahora, y gracias a los porteros del edificio, han puesto una hoja informativa en el portal. El asombro ha sido el que en este barrio periférico, humilde, lleno de familias y gente mayor, vamos a estar sin luz 6 horas al día durante las 5 primeras jornadas, divididas en 3 cortes de 2 horas cada día, mientras que los barrios “de otra categoría” parece ser que no van a tener estos “inconvenientes”.

Ayer reflexionaba por la noche por la aventura y el reto que suponía enfrentarse a esta nueva situación, confirmada ya hasta el mes de febrero de 2015. Y me di cuenta que para lo que a mí supone un nuevo desafío en un país extraño, no deja de ser la mísera rutina de tantas personas en esta ciudad y en otras muchas partes del mundo. Me sentí egoísta desde mi posición aventajada de voluntaria europea por estar aquí aprendiendo constantemente de las cosas más sencillas de la vida, cuando otros muchos no tienen otra opción que vivir en el suelo, meterse papeles de periódicos bajo la ropa para combatir el frío y sobrevivir. Las compras de Navidad que no tenía pensado hacer se han adelantado, evidentemente, y me he ido a por velas, cerillas, mecheros, pilas y todo lo necesario. Curiosamente de nuevo el vodka es más barato que las velas, por lo que imagino cuál será la opción de mucha gente.

 

Y en el fondo me siento afortunada, por poder estar absorbiendo tantas moralejas y porque en otras ciudades (como por ejemplo en la capital, Kiev) llevan ya casi un mes sin agua caliente y muchos más cortes de luz que aquí.

No voy a vivir las campanadas españolas este año, pero el temporizador del teléfono que me avisa cuándo va a ser el siguiente corte de luz, me recuerda esos nervios de los minutos previos a engullir las uvas sin saber qué pasará después.

Ahora me preparo para el tercer corte de luz del primer día. Quedan menos de 3 minutos para que llegue la oscuridad.

OFF

 

 

Anuncios

Domingo en Kharkiv.

Sin duda este fin de semana ha sido de lo más atípico. Esta mañana me despedí de mi compañera de piso (Bárbara) que se ha ido a su país (Polonia) para comenzar con los trámites del visado. Ella llevaba aquí dos meses y medio, por lo que tenía que salir de Ucrania antes de los 90 días. Bárbara ha decidido llevarse con ella todas sus cosas y no dejar nada en casa, contando con la posibilidad de que debido a la situación actual no le tramitasen un visado. De hecho ha recogido todo su cuarto y lo ha dejado tal cual estaba. La casa se ha quedado muy vacía, sólo hemos podido estar cuatro días juntas y lo peor es que sólo coincidiremos un día a su regreso, justo antes de que yo me vaya a un curso al Oeste del país y luego regrese a España a por mi visado igualmente.

Los festivos son los días en los que hay más posibilidades de que surja algún tipo de manifestación o movimiento en el centro de la ciudad. Casualmente esta tarde tenía mi segunda clase de ruso y habíamos quedado en plena Plaza de la Libertad, prácticamente a la hora que debía de haber convocada una manifestación. La presencia policial en la plaza era evidente y más aún cuando más tarde han llegado más autobuses llenos de policías justo cuando han comenzado a aflorar las banderas pro-Rusia en la zona. La sede de la Administración Central de Kharkiv, el edificio que domina la plaza, se ha llenado de policías protegidos con escudos y chalecos antibalas frente a su puerta mientras que la gente seguía su rutina paseando por el parque o tomando café allí mismo. Todo ha sido muy calmado y muchos son los que deciden seguir frecuentando la zona para su actividad normal.

Si los días anteriores os conté que habían aparecido todos los postes y farolas del centro pintados con banderas ucranianas, hoy he podido ver cómo habían tachado todas las banderas de las farolas de la plaza y habían pintado debajo la bandera rusa. Según quien lidera el día así cambia de color el mobiliario urbano de Kharkov.

Durante estos días de atrás junto a la estatua de Lenin de la plaza de la libertad ha habido varios puestos improvisados para recoger firmas pro-Rusia bajo unas grandes banderas rojas. La mayoría de personas que se acercan a firmar y a merodear la pequeña concentración que eso genera son personas mayores que querrían volver a la época de Stalin para que la unión les proporcionase una vivienda y una vida mejor. Como resultado de esta recogida hoy se han reunido en la plaza sobre las 17h (+3 UTC) para que a las 17.30h diese comienzo una pequeña manifestación que ha incluso salido de la plaza avanzando por сумська Вул de manera desordenada.

Al parecer al mismo tiempo, aunque esto ya no lo he vivido yo en directo, ha tenido lugar una marcha por la unidad de Ucrania que ha concentrado a mucha gente en la calles del centro portando de nuevo la gran bandera con la que otros días se habían manifestado frente a la sede del gobierno.

Desafortunadamente al final ha habido enfrentamientos entre las dos marchas, algunos hablan de los ultras ucranianos otros de la provocación de los pro-rusos, lanzando piedras y encendiendo bengalas. Como resultado varios heridos y algunos, según informan los medios, hospitalizados. Al coger el autobús (conocido como “Marshrutka”) de vuelta a casa he podido ver cómo habían instalado varias tiendas de campaña junto a la estatua de Lenin. Al igual que ha sucedido en noches anteriores algunos manifestantes pretenden quedarse a dormir en la plaza pero no sabemos si llegarán a conseguirlo.

2014-04-27 19.59.16

En el transcurso de la tarde mi profesora de ruso (Lena, 25 años) me ha confesado su apoyo a Rusia y a todo este movimiento, afirmando que cree que Putin resolvería mucho mejor la situación actual de Ucrania y la crisis actual de su país. Es la primera ucraniana dentro del círculo de personas cercanas con las que me relaciono o trabajo, que apoya abiertamente a Rusia. Supongo que debido a la posible relación de ideas del sector Arte y cultura al que pertenece el resto de contactos que tengo aquí y que sea por ello apoyen con firmeza la postura de defensa de su bandera o decidan en todo caso no expresarse de manera política o incluso involucrarse en este conflicto. Sinceramente, me ha sorprendido muchísimo cómo ha expresado sus ideas y cómo ha pretendido que entendiese su postura. Me reservaré el resto de conversación que hemos tenido ya que sólo ha conseguido irritarme al contar su manera de percibir la diferencia de géneros y nacionalidades.

Por lo que dicen las noticias y los periodistas enviados a esta zona, el punto caliente ahora se concentra en Slovyansk y alrededores a algo menos de 200km de aquí. En esa zona es donde están los tanques y los militares. Hay varios periodistas españoles en la zona que cuentan desde su twitter y los medios a los que pertenecen, el acontecimiento de los hechos. Si queréis informaros en español sobre el conflicto os recomiendo seguir a Alberto Sicilia , Mikel Ayestaran  y Gonzalo Wancha.  Todos ellos están dentro de mi lista de twitter “Ucrania / Rusia” junto a otros medios internacionales.

Nuestro barrio, lleno de parques, mamás y niños.

Nuestro barrio, lleno de parques, mamás y niños.

Afortunadamente aunque días como hoy dan lugar a enfrentamientos, en mi barrio la vida sigue y el ambiente está muy tranquilo. Al coger el autobús de vuelta y llegar a mi parada, encontrarme todo el parque lleno de mamás con los carritos de bebés, abuelos paseando y las terrazas de los bares llenas, he respirado profundamente.

Sinceramente yo creo que el conflicto ucraniano va para largo, con muchos intereses ocultos en todas partes y una importante división social entre el oeste y este del país. Podría pensarse que se trata más de un problema interno que de un conflicto con la potencia vecina, aunque su implicación activa no ayuda nada a la hora de resolver la situación. Occidente tampoco aligera el asunto de ningún modo ni ayuda a la resolución del mismo. Pero yo creo que en realidad se está prestando mucha atención a los episodios violentos aislados de manifestaciones y la presencia de militares en algunas zonas, cuando la parte más importante debe de estarse cociendo de manera oculta y nadie sabe exactamente cómo podría evolucionar.

¿Conclusiones? El viento determina la dirección del aire.

8 восемь

Hace exactamente 8 días que llegué a Ucrania y reconozco que no hay día que no descubra algo nuevo. El impacto cultural y social es bastante grande -como bien podéis imaginar- junto con que las circunstancias actuales suponen también un añadido extra a mi estancia.

Desde España no dejáis de preguntarme por la situación, contándome unas noticias realmente terribles pero he de aseguraros que en esta ciudad –por el momento- se mantiene la calma y la vida cotidiana se desarrolla con normalidad. Bien es cierto que ocasionalmente se reúnen frente la sede de la Administración del Gobierno en Kharkiv en la Plaza de la Libertad donde la presencia policial (mínima) es permanente. Lo que más se aprecia es que cada día aparecen más banderas ucranianas pintadas por todo el centro: en los árboles, en las farolas, en vallas publicitarias, en puertas o en mobiliario urbano. Básicamente pretenden visualizar su apoyo a Ucrania y marcar su territorio de algún modo. Esto está ocurriendo sólo en el centro de la ciudad, por lo que podamos apreciar nosotros, ya que en nuestros respectivos vencindarios no se aprecia nada.

2014-04-22 18.44.36-1

La actitud de los ucranianos que viven en Kharkiv sobre el conflicto actual es muy diversa. Por un lado hay gente que no quiere ni oír hablar del tema y que cuando preguntamos o les contamos todo lo que nos llega prefieren no saberlo y mantenerse al margen. Otros, por el contrario, se informan de lo que sucede diariamente pero optan también por no reservar sus opiniones. Y por último el grupo de los que tratan abiertamente del tema y expresan todas sus sensaciones. Casualmente las personas que más me han hablado de este conflicto todas son pro-ucranianas y defienden la unidad de su país así como muestran un espíritu esperanzador sobre la situación. Pero evidentemente habrá partidarios de ambos bandos con diferentes actitudes al respecto.

En mi perfil de Twitter he elaborado una lista para seguir un poco la actualidad de la situación y las noticias que aparecen cada día. Está formada por periodistas internacionales enviados a la zona, medios de comunicación, residentes, españoles en Ucrania o  cuentas de información especializadas. Los tuits están en español, inglés, ruso y ucraniano. Podéis seguirla aquí.

Galería de Arte, exposición en el sótano

Galería de Arte, exposición en el sótano

En lo que a mi vida diaria respecta cada día surgen más novedades que contar. Esta semana estuve en la Galería de Arte Municipal preparando el montaje de la nueva exposición que se inaugurado esta misma tarde. Tienen una sala grande con bastante personal y luego en el sótano tienen otra sala –digamos más alternativa- con apuestas de carácter más emergente a la par que muy variadas. Sinceramente esa zona la encuentro mucho más interesante que la parte superior que tiene un montaje mucho más tradicional. Voy a colaborar con ellos llevando principalmente las piezas audiovisuales ya que habrá varios eventos y festivales donde quieren mostrar trabajos internacionales de videoarte. Os mantendré al tanto.

También voy a colaborar con el Museo de Literatura de Kharkiv, donde después de mi primera reunión con el equipo hoy he comenzado a trabajar con ellos planeando las actividades prioritarias en la agenda relacionadas con la noche de los museos –que al parecer es un “must” en la ciudad- y su programación.

El Museo de Literatura de Kharkiv cumple casi todas las características básicas de una casa-museo aunque por el momento no tengo todos los detalles del edificio. Es conocido principalmente por su programa de actividades y su departamento de didáctica. “Litmuzey”, como se nombra popularmente, tiene una colección de piezas de las primeras décadas del siglo XX que incluyen desde libros dedicados, cartas, revistas, periódicos, documentos y trabajos originales de los artistas de vanguardia de Kharkiv. Su personal se implica positivamente y con mucho entusiasmo en la programación del centro, mostrando una actitud muy receptiva  abiertos a sugerencias y nuevas propuestas. Quizás sea por eso que mantienen una agenda muy actractiva llena de actividades. El valor de su colección reside en especializarse en un periodo muy concreto –que abarca desde 1910 a 1930- cuando la ciudad fue centro de referencia para escritores y literatos del Este de Europa.

Cambiando de tema, he de confesaros que voy progresando con el idioma aunque no he vuelto a tener clases. Mi compañera de piso me está ayudando bastante. Estoy muy contenta, y ella súper orgullosa de su ayuda, porque ya soy capaz de leer. Me siento como una niña pequeña cuando voy en el autobús leyendo cada cartel “sa-li-da de e-mer-gennn…” (аварийный выход). Evidentemente sólo soy capaz de reconocer las letras y leerlas, sin saber su significado o entonación, pero estoy dispuesta a ponerme a fondo con ello.

Mañana todos los compañeros EVS de SVIT-Ucrania-Kharkiv nos espera una jornada intensiva con el evento de Chernobyl, así que doy por concluida la jornada no sin antes agradeceros todo vuestro apoyo.

До завтра!

¡Hasta mañana!